18 feb. 2013

No serás tú… No seré yo…



Creí encontrar una vez más 
el amor, en tus palabras al escuchar,
añoraba que tu fueras,
esperaba que pudieras
despertar mi corazón de su soñar.

Creí que salvarías mi mirar,
que entibiarías las aguas de mi mar,
mas no pregunté el destino
si estabas en mi camino;
conmigo no te habrías de quedar.

No serás tú el que a mi lado llegue a amar,
el que consiga hacer mi corazón cantar;
hoy me abrazas y en silencio
tu voz repite al viento:
no seré yo, niña, no seré yo
el que te lleve de la mano al caminar…

No seré yo la que te enseñe a amar,
la que te brinde sus brazos para descansar;
hoy te abrazo y en silencio
mi voz repite en un verso: 
no seré yo, niño, no seré yo,
alguien más ha de llegar…

No serás tú…
No seré yo…

7 feb. 2013

Tu jardín con enanitos

Un poco de música, excelente letra de Melendi, cantante español de Flamenco y Pop.

Hoy le pido a mis sueños 
Que te quiten la ropa 
Que conviertan en besos 
Todos mis intentos de morderte la boca. 
Y aunque entiendo que tú, 
Tú siempre tienes la última palabra en esto del amor ...

Yo hoy le pido a tu ángel de la guarda 
Que comparta, que me de valor y arrojo en la batalla, pa’ ganarla... 
Y es que yo no quiero pasar por tu vida como las modas 
No se asuste señorita, nadie le ha hablado de boda 
Yo tan solo quiero ser las cuatro patas de tu cama 
Tu guerra todas las noches, tu tregua cada mañana... 

Quiero ser tu medicina, tus silencios y tus gritos 
Tu ladrón, tu policía, tu jardín con enanitos 
Quiero ser la escoba que en tu vida barra la tristeza 
Quiero ser tu incertidumbre y sobretodo tu certeza. 

Hoy le pido a la luna 
Que me alargue esta noche 
Y que alumbre con fuerza 
Este sentimiento y bailen los corazones. 
Y aunque entiendo que tú, 
Serás siempre ese sueño que quizás nunca podré alcanzar 
Yo hoy le pido a tu ángel de la guarda 
Que comparta, que me de valor y arrojo en la batalla, pa’ ganarla... 

Y es que yo quiero ser el que nunca olvida tu cumpleaños 
Quiero que seas mi rosa y mi espina aunque me hagas daño 
Quiero ser tu carnaval, tus principios y tus finales 
Quiero ser el mar dónde puedas ahogar todos tus males. 
Quiero que seas mi tango de Gardel, mis octavillas 
Mi media luna de miel, mi blues, mi octava maravilla 
El baile de mi salón, la cremallera y los botones 
Quiero que lleves tu falda y también mis pantalones 


¿Y quién es este sexy cantante español?

MELENDI (Nombre artístico de Ramón Melendi Espina; Oviedo, España, 1980) Cantante y compositor español. Ramón Melendi es un asturiano nacido en la ciudad de Oviedo en el año 1980 que gracias a las canciones de su primer disco ha conseguido ser conocido rápidamente en todo el país.

Su disco debut alcanza el triple platino, y luego se preparó para publicar su segundo disco "Que el cielo espere sentao" (2005), adelantado del single Caminando por la Vida.


1 feb. 2013

Cuando el fanático deja de ser fanático



El fanatismo no conduce a nada, y en el ámbito deportivo, suele generar más trastornos que disfrute, pero pocas veces nos detenemos a pensarlo de ese modo. Si eres fanático de un club, presta atención a esta nota.

El fanatismo o devoción obsesiva hacia una figura deportiva (normalmente un equipo), es muy común hoy en día, y en muchas ocasiones llega a resultar hasta peligroso. Y no obstante, si nos paramos a pensarlo bien, no tiene mucho sentido defender a muerte a jugadores o personas que ganan cien veces más que tú y que, de hecho, ni te conocen.

Y si lo pensamos desde el lado de un club, ¿qué sentido tiene relegar nuestro estado de ánimo a un simple resultado deportivo, alegrarnos o entristecernos cuando no hubo mérito alguno de nuestra parte, o, en algunos casos, caer en provocaciones del equipo contrario?

¿Tu nivel de fanatismo te hace daño?

Puedes seguir a tu equipo de fútbol preferido porque te identificas con él, porque tiene mejores jugadores, porque te gusta su estilo, etc., y principalmente, porque te hace pasar buenos momentos de ocio admirando sus partidos. Pero, ¿realmente lo disfrutas o lo padeces?


También puede ocurrir que cuando tu equipo pierda te sientas mal, o que en lugar de disfrutar del espectáculo te la pases gritando, insultando y sufriendo hasta el último minuto.

Pero cuidado, que también hay un extremo aún mayor, y es ese típico fanático capaz de llegar a las manos para defender a "su" equipo, que después de perder le cuesta dormir bien, o que da prioridad absoluta a ver cualquier partido, incluso por encima de su salud o su familia.

Caso como el de ayer, visto en la ciudad de valencia, cuando integrantes del equipo del Magallanes, simplemente, por molestarse con un mal picheo tuvo una reacción muy agresiva, ésto, incitó a los espectadores a que comenzaran a lanzar objetos y a exclamar insultos hacia los jugadores del equipo de Cardenales De Lara. Se supone que es un juego de entretenimiento, no un ring de boxeo.


"Analiza hasta qué punto eso que crees un disfrute realmente lo es, piensa si ese sentido de pertenencia te lleva a algún lado."
Si eres de los que siguen a un deportista o equipo y puedes hablar sobre ello sin alterarte, aceptas bromas, si no te cuesta conciliar el sueño cuando pierden, o si en definitiva, te lo tomas como un simple "hobby" más, no hay motivo para preocuparte: no eres fanático, pero nunca está de más reflexionar y pensar hasta qué punto disfrutas del juego.

Sé consciente, despierta, analiza hasta qué punto eso que crees un disfrute realmente lo es, piensa si ese sentido de pertenencia te lleva a algún lado, si te aporta beneficios para tu vida de forma directa. Reflexiona y deja de lado esa obsesión por ser esclavo de algo que escapa completamente de tus manos.