2 ago. 2012

Pequeños detalles que enamoran

El amor se construye a base de detalles, para que el amor verdadero perdure, ha de fortalecerse y renovarse día a día. Esto es válido para matrimonios jóvenes, que inician esa gran historia de amor, pero también lo es, y con mayor razón, para aquellos que ya llevan algunos años juntos.

Un día puede comenzar diferente, con una gran ilusión y alegría simplemente con una sonrisa o un detalle  de aquella persona que amamos, nuestra mamá, hija, esposo, esposa ¿Por qué no llevarle el desayuno a la cama un domingo a nuestro papá, esposo? Cocinarle un pastel a un familiar puede ser un motivo para una gran sonrisa. Una llamada esporádica a tu esposo en medio del  trabajo puede ser una gran sorpresa para él. ¿Cuándo fue la última vez que te paraste ante una florería?...

Para fortalecer el amor no es necesario esperar las grandes ocasiones, sobre todo en lo ordinario del día a día es donde crece el amor, haciendo de algo ordinario algo extraordinario. Una rosa, una llamada, una nota, son cosas que cuestan poco pero que tienen un valor inmenso para la persona que los recibe.

El ajetreo de la vida, el trabajo, las preocupaciones pueden ir apagando esos detalles.  Hay quien dice “se me ha acabado el amor…” el amor no se acaba, es el motivo de la vida, la esencia de la vida. Hay que alimentar, regar, cultivar la planta del amor cada día, si no se seca.

¡Anímate!, pon en práctica tu ingenio y haz que tu única rutina sea la de sorprender y ser sorprendido, después de todo esa decisión es la que hará la diferencia entre una “relación sazonada” y una  “desabrida”. Anda, ponte romántico, hazle una carta, a puño y letra, no en el computador y aunque te suene cursi, ponle un poco de tu perfume, verás como trae buenos recuerdos y servirá de estímulo en lo más profundo de su ser. Otra sorpresa que marca es  una cestita con cinco detalles, uno para estimular cada sentido. Para el gusto, unos caramelos muy ricos, para la vista, un precioso dibujo enmarcado realizado por ti, para el tacto, un corazón de peluche, para el olfato, una flor de madera impregnada de la colonia que te gusta llevar  y para el oído, un CD con sus canciones favoritas, por su significado. Haz la prueba y verás el cambio y la chispa en tu relación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario