8 mar. 2011

¡A quien le pueda interesar!...

He encontrado en mi vida amigos, enemigos, conocidos, científicos, intelectuales, pacifistas y aun continúo mi pesquisa porque lo que yo deseo es un hombre que comparta conmigo, que sea mi amigo y mi confidente.

Un hombre que no tema a la ternura; que se atreva a ser débil cuando necesite detenerse a recobrar fuerzas para la lucha diaria; que no piense que al amarme lo derrotó, o que al amarlo me aniquila.

Que me proteja de los demás y de mí misma, que conozca mis errores, los acepte y me ayude a corregirlos; que sepa reconocer mis valores espirituales y que sobre ellos me ayude a construir mi mundo; que nunca me rebaje con su trato.

Que con cada amanecer me ofrezca una ilusión. Que alimente nuestro amor con delicadeza; para quien una flor entregada con un beso, tenga más valor que una joya enviada por un mensajero.

Un Hombre con el que pueda hablar, que jamás corte el puente de comunicación y ante a quien me atreva a decir todo lo que pienso, sin temor a que me juzgue o a que se ofenda. Y que sea capaz de decírmelo todo, inclusive que no me ama.

Que tenga siempre los brazos abiertos para que yo me refugie en ellos cuando me sienta amenazada o insegura. Que conozca su fortaleza y mi debilidad, pero que jamás se aproveche de ello.

Que tenga abiertos los ojos a la belleza, a quien lo mueva el entusiasmo y ame intensamente la vida. Para quien cada día sea un regalo inapreciable por disfrutar plenamente, aceptando el dolor y la alegría con igual serenidad.

Que sepa ser siempre más fuerte que los obstáculos, que jamás se rinda ante la derrota y para quien los contratiempos sean mas estímulos que adversidad, pero que esté tan seguro de su poder que no se sienta en la necesidad de demostrarlo a cada minuto.

Un hombre que se respete a sí mismo, porque así sabrá respetar a los demás. Que no recurra jamás a la burla ni a la ofensa, gestos que rebajan más a quien los envía que a quien los recibe.

Un Hombre que disfrute dando y sepa recibir; que no tenga miedo de amar; que disfrute cada minuto como si fuera el último y que no viva esperando el mañana porque tal vez nunca llegue.




Cuando lo encuentre, solo entonces, lo amaré inmensamente...

2 comentarios:

  1. A decir verdad, me dejaste sin palabras. ¡Que buen post!

    ResponderEliminar
  2. ¡¡Graacias!!. Que bueno que te haya gustado

    ResponderEliminar